Post thumbnail

¿Qué son las estrategias de afrontamiento y qué efecto tienen en los Esports?

19/12/2018

En el anterior artículo Gil nos habló de la ansiedad, estrés, activación y de cómo ello podría influir de forma positiva o negativa en el desempeño de actividades competitivas. También comentamos muy de pasada el concepto “estrategias de afrontamiento” y es de lo que hablaremos hoy.

¿Qué son las estrategias de afrontamiento?

En Psicología, hablamos de estrategias de afrontamiento para denominar a todo el conjunto de conductas disponibles para el individuo que le permitan superar una situación interpretada como estresante; un individuo evaluará una situación como estresante cuando se vea desbordado por la situación y la demanda producida exceda los recursos disponibles por el sujeto. Como breve resumen, podemos utilizar esta imagen para reconocer los seis aspectos más característicos de una situación estresante (según Crespo y Labrador, 2010) :

  • Incertidumbre
  • Novedad o cambio
  • Difícil de anticipar
  • No saber qué hacer
  • Las demandas sobrepasan los recursos disponibles
  • Es una situación ambigua

 

Image result for estres

 

Como apunte aclarador, no todas las situaciones estresantes deben estar compuestas por todas estas características; y como curiosidad, a pesar de lo que muchos creen, una situación estresante no tiene por qué reconocerse como una situación negativa, también puede generarse a partir de un suceso que puede considerarse como positivo, como por ejemplo ganar una cantidad de dinero en un sorteo, contraer nupcias o jugar una final de un torneo.

Como ya apuntábamos en el anterior artículo, clasificamos las estrategias de afrontamiento en base a que estuviesen centradas en el problema (cómo invertir esa cantidad de dinero), en la emoción (cómo controlar el nivel de euforia debido a un inminente partido importante) o la evitación (dejando plantado al cónyuge en el altar).
Este modelo de clasificación, fue propuesto por Lazarus y Folkman (1986), y por supuesto no es el único; pero sí será el que utilicemos en este artículo.

CENTRADAS EN EL PROBLEMA

Las estrategias de afrontamiento centradas en el problema son aquellas que focalizan todas las conductas elicitadas por el individuo para resolver la situación, por lo tanto, hay que tener en cuenta que en este tipo de situaciones, debemos tener claro que el problema tiene una solución. Por ejemplo, en el ámbito deportivo, en el caso de que se produzca una derrota en una final, no es muy recomendable afrontar la situación centrándonos en el problema, porque no vas a alterar la situación en la que has perdido un partido importante. Por eso, es importante analizar el problema, identificando los elementos estresantes para así enfocar de forma adecuada la situación.

Un ejemplo representativo sería, en el caso de League of Legends, la situación en la cual se obtiene el Baron Nashor. A pesar de que esta situación sea muy positiva para el equipo que lo consigue, el nivel de activación (arousal) y los niveles de ansiedad, normalmente, se aumentan; lo cual suele conllevar a situaciones de overlapping en el chat de voz (solapamiento de voces, por lo cual se obstruye la comunicación y resulta ineficaz), peor análisis de la situación, peor toma de decisiones, precipitación en la toma de decisiones etc. Por lo general, esto suele ocurrir en equipos que están en los primeros estadios de construcción de un grupo. Una de las tantas formas de afrontar este problema es asignando primero roles comunicativos bien delimitados para cada jugador y además, establecer una pauta mecanizada que ha de activarse cada vez que se da la situación; en este caso esa pauta podría ser hacer recall conjunto instantáneamente, analizar las waves, elegir la oleada más óptima para conseguir un objetivo y predecir la emboscada que puede hacer el equipo contrario. Con esto conseguimos que haya una pausa (3 segundos) tras la adquisición del buffo, claridad en la comunicación ya que solo uno de ellos será el encargado de comunicar el plan y reducir la incertidumbre, pues todos conocerán qué deben hacer y cómo deben ejecutarlo.

CENTRADAS EN LA EMOCIÓN

En el caso de las estrategias de afrontamiento centradas en la emoción nos referimos a todas aquellas conductas encaminadas en reducir la respuesta ansiosa o de estrés, aunque no necesario estaremos resolviendo o solucionando la situación, sino haciéndola más llevadera y soportable. En este caso, es recomendable en contextos en los que o bien la situación sea irreversible o bien lo más eficaz sea focalizar la atención en el siguiente paso.

Un ejemplo muy ilustrativo sería recibir un gol en contra en fútbol. En este caso, la forma más efectiva de afrontar el problema no es focalizarse en qué ocurrió, por qué o cómo solucionarlo en ese momento; sino controlar las emociones, tanto de ira, tristeza, decepción, enfado etc, ya que esto, será clave para poder seguir compitiendo a un nivel aceptable. En el caso de League of Legends, son muchas las situaciones en las que se puede poner en práctica este tipo de estrategias de afrontamiento centradas en la emoción, y una de las formas de entrenarlas, por ejemplo, es proporcionar a los jugadores entrenamientos con líneas perdedoras, en los que tengan que centrarse más en controlar sus emociones (autocontrol al tener que ceder minions u objetivos, frustración por no poder responder a situaciones adversas, impotencia al sentirse indefenso ante el match-up …) que en realizar correctamente las mecánicas.

EVITACIÓN

Por último, nos encontramos con la evitación. Se trata básicamente de ignorar y eludir tanto física como mentalmente la situación estresante, dándole de lado o incluso pensando que la situación no se está produciendo o existe.
Por norma general, en mi opinión particular, no es una estrategia de afrontamiento que deba fomentarse, pues el jugador aprende por repetición que cuando una situación lo sobrepasa, simplemente tiene que evadirse y esperar que pase la tormenta. No confrontar la situación en el mundo competitivo merma de forma incalculable la capacidad del jugador, pues está privándose a sí mismo de nuevas estrategias con las cuales dar sostenibilidad a un problema.

Por supuesto, existen situaciones límite en las cuales la procrastinación, la evasión del problema o el aislarse de una situación estresante pueden llegar a ser recomendables; no obstante, no es una práctica productiva de forma repetida y sistemática. Si por ejemplo un jugador tiene un conflicto con un compañero de equipo, y en vez de confrontar la situación por ejemplo a través de la asertividad y el manejo de habilidades sociales llegando a encontrar un punto intermedio en el que ambas partes queden satisfechas, el jugador evita y rehuye plantar cara al problema sistemáticamente y de forma deliberada, estará contribuyendo primero a un efecto bola de nieve en el que llegaremos a un punto de no retorno en el cual la situación sea insostenible y segundo estará condenándose a sí mismo a la posibilidad de que se repita el mismo contexto y no disponga de las herramientas necesarias como para poder solucionarlo o bien sobrellevarlo.

Como conclusión, lo más importante a la hora de elegir cómo afrontar el problema, es hacer una evaluación analítica de la situación para poder elegir de manera óptima la mejor manera de afrontarlo.