Post thumbnail

Hoy nuestro experto en Psicología Deportiva: Gil, quien nos da unas pinceladas sobre la psicología, algo bastante importante y más cuando hablamos de rendimiento en la escena deportiva al más alto nivel. Muchas veces pasamos por alto las emociones, presión, estrés y resto de situaciones que puedan alterarnos hasta afectar en el comportamiento y por ende, en lo resultados de los jugadores.

Facilitación social, aprehensión a la evaluación y “choking” en stage; tres fenómenos muy relacionados. Los dos primeros tienen que ver con la psicología social y más específicamente con la psicología de los grupos, el tercero de ellos, más ligado al deporte (tanto electrónico como tradicional)

Pero, ¿qué son?

El primer fenómeno fue estudiado por primera vez por Norman Triplett al observar que los ciclistas conseguían mejor tiempo en contrarreloj cuando realizaban la prueba en grupo que cuando hacían la prueba individualmente y solos. Esto llevó a cuestionarse a qué se debía esta mejora en el rendimiento al estar rodeado de otros individuos. Lo sorprendente de este fenómeno, es que se puede extrapolar a otras especies; las hormigas excavan más arena, los pollos comen más grano, las ratas en celo se aparean un mayor número de veces.

Como puede observarse, todas estas conductas tienen una característica en común. Son respuestas dominantes y además son conductas las cuales los individuos tienen interiorizadas (por repetición).

¿Qué ocurre cuando el desempeño en una actividad requiere de respuestas no dominantes para un mejor rendimiento?

Como se podía esperar, el efecto es a la inversa, y la presencia de otros individuos hace que el rendimiento disminuya. A modo de breve resumen, y teniendo en cuenta la Teoría de Zajonc; la presencia de otros produce estimulación en el individuo, con lo cual se fortalecen las respuestas dominantes, lo cual afecta de forma positiva a conductas interiorizadas y de forma negativa a las conductas complejas no interiorizadas.

Podemos extrapolar esta teoría al mundo deportivo y competitivo, y de hecho estudios demuestran que los deportistas más experimentados se desenvuelven mejor en situaciones en las que cuentan con el apoyo de la multitud.

Un estudio sobre 80.000 acontecimientos atléticos – profesionales y universitarios, en Canadá, USA e Inglaterra – se revela que los locales ganan 6 de cada 10 juegos aproximadamente. En fútbol, el porcentaje aumenta ( de 37.202 el equipo local gana el 69.0% de los juegos)

En League of Legends, podemos apreciar este efecto en los eventos en LAN, donde jugadores con mucha experiencia suelen presentar un rendimiento por encima de lo esperado, mientras que los jugadores menos experimentados o habituados a este contexto y situación, presentan un rendimiento muy inferior al esperado, también llamado “choking” entre la gente que rodea este mundo.

Esta no es la única causa por supuesto, pero es una de las explicaciones por la que ocurre este fenómeno en LAN con jugadores de League of Legends; por supuesto, este efecto puede reducirse con ciertas técnicas que ayudan a los jugadores mantener un rendimiento “decente”.

Habituar al jugador al contexto que va a enfrentar, realizar ejercicios de imaginación en el mismo lugar donde va a disputar la competición detallando la situación tanto como pueda y realizando ejercicios de relajación cuando el jugador sienta estrés o ansiedad.

También es apropiado crear rutinas pre-competitivas, las cuales ayudan a mantener el focus en la tarea en vez de en el público que la rodea. Otra forma de reducir este efecto, por supuesto es entrenar la situación tantas veces como sea posible, para habituar al jugador a ese tipo de situaciones. En definitiva, en psicología siempre existen varias respuestas para tratar un mismo problema, no hay ninguno más eficaz sino que cada uno es más o menos eficaz según quien lo lleve a cabo y lo más importante siempre es el feedback de la persona que lo use.