Post thumbnail

Hoy estrenamos #BuildingDragons, una serie de vídeos donde nuestros jugadores ayudarán a vosotro@s, nuestros dragones y dragonas, para que conozcáis más en profundidad cada aspecto de los juegos competitivos que pueblan los Esports. De esta manera daremos unas pinceladas para que os animéis a jugar competitivo y mejorar un poco.

En este primer vídeo Wispy os introducirá Zofia, uno de los operadores más jugados en Rainbow Six Siege que mejor podría adaptarse a vuestro estilo de juego. Poco a poco iremos trayendo más personajes de Rainbow Six, pero si tenéis alguna petición no dudéis en dejar un comentario en nuestro canal de Youtube e intentaremos traeros cuanto antes dicho tutorial.

Conoce la agente Zofia:

La conocida y condecorada agente Zofia Bosak se une al equipo Rainbow como segunda especialista de la unidad antiterrorista polaca, GROM, que se integra en los Rainbow. La primera que lo hizo fue su propia hermana, Elzbieta Bosak.
Zofia se crió en un acomodado barrio de Breslavia, en Polonia. Cuando tenía 10 años, su padre renunció a su puesto como comandante del GROM para convertirse en Ministro de Asuntos Internos tras el asesinato del presidente de Polonia. Como primogénita, Zofia era el vehículo perfecto para hacer que su legado perdurara.

Desde una edad muy temprana, estuvo presionada para rendir al máximo durante los estrictos entrenamientos militares de su padre, siempre atormentada por el sonido del reloj de bolsillo de su padre, que cronometraba sus resultados al segundo. Aunque había momentos en que hubiera querido rebelarse contra él, también encontró cierto confort en la sencillez de su planteamiento, en la simpleza que proporcionaba el analizar las cosas de forma directa; todo era blanco o negro.

Su objetivo vital se hizo realidad cuando superó el proceso de selección para unirse al GROM. Sus aspiraciones venían de lejos, de un momento importante de su infancia, cuando presenció el funeral por el presidente de Polonia. En la ceremonia contempló admirada el aspecto solemne de los especialistas del GROM y se imaginó vestida con ese icónico uniforme.

Durante un viaje de la escuela al distrito del lago Masurian, Zofia fue objeto de una novatada que casi acabó con su vida. Mientras jugaba en el lago, tres compañeros de clase se turnaron para hacerle “ahogadillas”, solo por diversión. Esta experiencia violenta marcó su personalidad y generó una profunda desconfianza en los demás. A la semana siguiente, tenía que sentarse de nuevo con sus atacantes, en clase, y decidió que para superar su ansiedad solo podía hacer una cosa: prepararse a fondo, asegurarse de tener las habilidades necesarias para protegerse ella sola, y no tener que confiar en nadie. Su padre estuvo de acuerdo en enseñar a Zofia técnicas de supervivencia más duras y crueles, siempre y cuando ella no cuestionara sus métodos.

A la mañana siguiente, su padre la llevó a una galería de tiro en la que había atado dos perros callejeros a una diana.

“Aún recuerdo lo que mi padre me dijo aquel día: ‘Tus decisiones determinarán el resto de tu vida’, dijo. ‘Los líderes deben aprender a tomar las decisiones más difíciles con rapidez’. Sacó su reloj del bolsillo y me cronometró.”

Uno de los dos perros estaba enfermo y Zofía debía acabar con su sufrimiento pero… ¿cuál? “Mi padre no me estaba enseñando la diferencia entre el bien y el mal, solo me obligaba a tomar una decisión a vida o muerte en menos de 2 minutos, y a disparar con convicción. Si tenía alguna duda, terminaría haciendo daño y torturando a un perro.“

Era el precio que Zofia debía pagar para aprender las habilidades que necesitaba para sobrevivir a cualquier peligro y para superar las situaciones más peligrosas. Sus ojos miraron a la diana, y apretó el gatillo. Y en aquel preciso instante, todo el peso que llevaba en sus hombros, toda la presión en su pecho, desaparecieron: había descubierto su propia determinación, y ahora sabía lo fuerte que podría llegar a ser.